En la puerta de mi casa

Desde siempre me ha gustado sorprender a David por las mañanas (puedo hacerlo porque él …

Desde siempre me ha gustado sorprender a David por las mañanas (puedo hacerlo porque él siempre se levanta antes que yo para ir a trabajar) escribiéndole notas para darle los buenos días. Unas veces es simplemente por que sí, me apetece y punto pelota, pero las que más me gustan es cuando de verdad pienso que son útiles. ¿Y cuales son esas? Pues las que te dan los buenos días y mucho ánimo después de haber tenido el día anterior una jornada de trabajo de las que te acuerdas hasta de la madre que parió a Perico el de los palotes, en fin ya me entendéis., todos hemos pasado por algún día así. 
Una vez, la notita en cuestión colocada en la puerta, sólo consistía en un: ¡Qué tengas un buen día!. La intención era que fuera el último pensamiento que tuviera antes de salir de casa ese día en concreto (si es que cuando me pongo romaticona…)
Pues bien, esa nota llevaba ya 3 añitos puesta en nuestra puerta porque nos gusta leerlo antes de salir de casa a por un nuevo día y pedía a gritos una ¡¡¡revovación urgente!!! Me puse a ello y la transformación fue absoluta. Es de ese tipo de cosas que normalmente no sueles hacer porque tienes mil cosas en la cabeza y es en lo último que reparas, pero últimamente paso taaaaaaaaaaanto tiempo en casa que me fijo mucho más en esos detallitos. El caso es que el resultado me encantó.

Después de hacer el cartel deseándonos un buen día, me acordé de una foto que puso una vez una amiga en su muro de facebook (que por cierto, no dejéis de visitar su página www.mondogominolo.com, absolutamente recomendable, es una artistaza) de un dibujo que hizo en la puerta de su casa que me pareció muy divertido y original.
Ese dibujo era una interpretación personal y adaptada a sus imprescindibles de un vinilo que podéis encontrar en esta página www.hu2com y que queda así de ¡¡precisísimo!!
Yo también quería una adaptación Rite Rite (envidia cochina y economía de medios) para regalársela a nuestros seguidores (Qué sois más majos!), para que los que nos os podáis permitir el vinilo (aunque he de decir que está muy bien de precio, pero ya sabemos que las cosas están como están) podáis tener en vuestra casa esta genial idea y decorar así también vuestras puertas si las tenéis desangeladas a las pobrecitas mías.
Si os gusta y queréis uno para vuestra casa PÍDELO. No tenéis más que dejarnos vuestro email en comentarios y os mandamos uno con resolución suficiente para imprimir en DIN A4 (vamos en una hoja de toda la vida)
¿Qué queréis cambiar el color del marco? Pues también lo cambiamos, ¡¡estamos que lo tiramos oiga!! 
feliz fin de semana amiguitos
P.D. Truco para no destrozar las puertas de vuestra casa a la hora de ponerlo. Pegarlo con cinta de doble cara (uno de los mejores inventos después de la rueda). ¡ATENCIÓN! entre la puerta y la cinta de doble cara, poned cinta de carrocero porque es fácil de quitar y así no se carga el barniz o el lacado de vuestras preciosas puertas la cinta de doble cara.



Búscanos en:

30 Comentarios en “En la puerta de mi casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.