Historias especiales detrás de nuestros cojines personalizados

En casa nos peleamos siempre por el mismo cojín, el más mullidito, el más amoroso …

En casa nos peleamos siempre por el mismo cojín, el más mullidito, el más amoroso ¿no os pasa a vosotros también? Siempre hay un cojín, que sea por lo que sea es especial y en eso Rite Rite somos expertas ^_^.
Nos encanta leer vuestras historias y el motivo de vuestros regalos, y disfrutamos muchísimo creando esos detalles únicos y especiales porque están llenos de cariño. 
Uno de los artículos que más nos gusta son los cojines personalizados, nos encanta poder dibujaros junto a vuestras familias, vuestras mascotas, junto a esa amiga de la infancia, vestidos con la bata blanca del trabajo que tanto esperabais, disfrutando de uno de vuestros hobbies. 
Nos parecen un regalo muy muy práctico y además quedan tan cuquis en cualquier estancia ^_^
Os dejamos algunos cojines y las historias que hay detrás de cada uno:
Carmen contactaba con nosotras para un segundo pedido y esta vez quería sorprender a unos amigos el día de su boda con un precioso cojín que les representara a los dos junto a una de sus mascotas sobre el Puente de Brooklyn. 

María Rite y el cuñado David tienen una preciosa sobri que vive en Zaragoza y como no se ven todo lo que les gustaría, pensaron en un bonito regalo con el que Aroa les podría ver todos los días y achucharles fuerte fuerte. ¿No os parece adorable?

La atleta inernacional Cari Jérez recibió este precioso cojín para darle muchísimo ánimo y fuerza para las Olimpiadas de Río en las que participó. Es una grandísima campeona y nosotras nos sentimos tremendamente orgullosas de haber participado en este regalo.

Noemí y David quedaron requeteguapos en su cojín totalmente personalizado, dibujados con los peinados y trajes que llevaron el día de su boda. Un recuerdo inolvidable que verán siempre en su dormitorio 🙂

Rut quería regalarle un cojín muy original a su novio, se conocieron en la Universidad y este año se graduaban y ¡además juntos!, qué mejor manera de recordarlo todos los días en forma de un cojín achuchable.

Fernando quería sorprender a una pareja de amigos, que se iban a casar, con una taza personalizada para cada uno de ellos. Aprovechó las ilustraciones ya hechas y nos pidió un romántico cojín para ambos, nos pareció un detalle de lo más dulce.
Y como punto final las amigas, ¿quién puede vivir sin ellas o sin ellos? Es precioso conservar la amistad durante años, entendiendo y conociendo a cada uno de ellos. 
Muchos de vosotros nos habéis pedido cojines para dibujar a vuestros grupos de amigos porque alguno se ha trasladado a otro país, para celebrar su futuro enlace, o porque simplemente queréis dar ánimos a alguien del grupo. 

Más información en:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.