Ser detallista es muy sencillo

El cuidar cada detalle, emocionar con pequeños gestos, pensar con qué sorprender a cada persona, …

El cuidar cada detalle, emocionar con pequeños gestos, pensar con qué sorprender a cada persona, dedicar un poquito de su tiempo, es lo que podría definir a una persona detallista.

Es verdad que requiere tiempo y dedicación. Por eso hemos querido compartir contigo algunos trucos con los que serás un buen detallista y no te llevará casi nada de tiempo.

Con tanta celebración que tenemos ahora, en verano, el sorprender a tus invitados o anfitriones va a ser muy muy fácil.

El detallista en casa

Si tienes invitados en casa, una genial idea con la que sorprenderles es dejar un pequeño detalle en cada plato, un regalo que hayas envuelto tú mism@. No hace falta que sea algo caro, pueden ser caramelos típicos de la zona, jabones, hierbas aromáticas, infusiones… De esta forma les agradeces que te hayan visitado y su compañía.

El truco está en preparar los regalos con mucho mimo y cuidado.

Te mostramos algunos trucos para decorar tus detalles de la manera más sencilla y económica (yo no he comprado nada, he ido cogiendo cositas que tenía en casa, en el estudio).

Cada detalle dentro de un sobre, sencillo y fácil

El detalle lo puedes guardar en una bolsita o sobre que puedes hacer tú mism@, lo puedes decorar con topitos. Cerrarlo con con un clip llamativo y una etiqueta donde se esté sellada la palabra Gracias. Lo colocas sobre una servilleta colorida ¡y listo!

Dar las gracias…

Si prefieres una versión más sencilla, con una etiqueta craft con la que agradezcas la compañía de tus invitados con el sello Gracias, a la que anudes una rama y una pajita o una bengala… queda también muy ideal.

Un detalle para los invitados del cumple

Si la celebración es el cumpleaños de algún peque, el detalle lo podemos guardar dentro de una cajita, y cerrarla con un cordel de color y una etiqueta donde se lea “De:…. Para” Para que así cada niño tenga su detalle como recuerdo. Como ves la técnica es parecida, sobre una servilleta llamativa y sobre el plato.

Decorar cada plato y dar las gracias de una manera sostenible

Una versión divertida, económica y práctica, es usar platos de papel, y decorarlos tan sólo con la etiqueta, siempre agradeciendo la visita de nuestros invitados, anudada al plato sobre la servilleta con un cordel y junto a un palito de cocktail.

Con esta versión usamos platos y servilletas desechables, etiquetas de papel kraft. Y el único objeto de plástico que usamos, lo podremos reusar las veces que queramos.

Etiqueta kraft
Sello Gracias
Cordel rosa

Un sencillo detalle marca la diferencia

La última opción que te proponemos para decorar tus detalles es quizá la más elegante, y a la vez la más sencilla.

Con un simple sobre de papel en color blanco comprado o hecho por ti, cerrado con una cinta de terciopelo (yo la corté por la mitad del ancho de la cinta, así cunde más, jeje, y cabía por los agujeros sin problema). La etiqueta, esta vez en color negro con un sello en tinta dorada con la palabra gracias nos deja un detalle ideal para una cena de amigos o incluso para sorprender a tu pareja.

Etiquetas cuadradas negras
Sello Gracias
Tinta dorada
Si te ha gustado también el sobre blanco, escríbenos a contacto@riterite.es y te damos más info.

El detallista invitado

En esta ocasión te toca ser el invitado, y según protocolo y porque está feo… jeje, no debemos llegar con las manos vacías. Lo aconsejable es llevar alguna botella de vino o dulces (no el postre, si no dulces que acompañen al café).

Te proponemos una manera súper mona de agradecer a los anfitriones su invitación.

Decora la botella con un lazo anudado al cuello junto a una etiqueta en color negro donde se lea la palabra sellada gracias y ¡queda ideal! ¿Es fácil, verdad?

Estos han sido algunos truquillos para que tengas unos detalles muy resultones, y de verdad que no te lleva mucho tiempo y son muy económicos.

Yo he usado tinta dorada, ya ves que queda ideal sobre la etiqueta negra, y si usas un sobre blanco es el color perfecto porque resalta mucho más.

Las etiquetas en color kraft son ideales para celebraciones más informales o eventos más casuales.

Ambas etiquetas, tanto negras como redondas tienen sólo un troquel, pero puedes hacerle un segundo agujero y ya ves que queda genial con el cordel.

En la tienda tenemos cordel de varios colores, para que puedas elegir el que más te guste y el que mejor combine con tus detalles.

Y las cajitas rosas son monísimas para guardar cualquier regalo o sorpresa, y ya has visto que es muy fácil decorarla y ponerla más mona.

Todo el material usado para este post (menos la vajilla, la botella, las pajitas… “ya tú sabes” ), lo puedes encontrar en la tienda de la web.

Como ves, es muy sencillo tener un pequeño detalle con tus invitados o con tus anfitriones, son pequeños gestos que hoy en día se valoran muchísimo, porque les hace ver qué has pensado en ellos y que son especiales para ti.

¡ Me ha encantado y quiero bichear todo el material que has usado!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.